Luego de las lluvias

Autor : Pepe Perrone

Luego de haber retornado de una incursión en Patagonia  (San Carlos de Bariloche y Junín de los Andes); decidimos comenzar a dedicar de tiempo completo a la pesca con mosca de Tarariras, que están reapareciendo luego de los años de sequía. Habiendo probado con éxito para diciembre, ya estamos con todas las ganas y las expectativas a mil. Pero el clima hizo lo suyo, no paró de llover sobre todo los fines de semana. Y así llegamos a este sábado 22 de febrero con pronóstico de inestable, pero durante el día fué mejorando la situación, y aunque me encontraba en el fly shop, comenzando el atado de moscas como para ir pasando la tarde, llega mi amigo Luisito y entre charlas dijimos, ¿si vamos a probar a algún lugar donde no haya que recorrer caminos de tierra?. Ahí nomás cargar equipo de mate para el regreso, los equipos al auto y allá vamos.

Con la sorpresa de no tener un solo pique, es mas ni siquiera movimientos que delaten actividad, nada mas que algún borbollón o alguna carpa que asomaba el lomo y su aleta. Varios intentos y recordamos que habíamos visto un claro entre el juncal, muy sucio de vegetación, hacia allí nos dirigimos y comenzamos a lanzar mi mosca ideal para ese momento y lugar : la rana invertida, "la soñada" como le dice Luis. Hacer un par de lances y comenzaron los piques.

Cada pique era una historia sacarle toda la vegetación, sobre todo restos de juncos y totoras en descomposición. Pero allí estaban. Comparto un video corto para que disfruten ese momento.

Luego regresar contentos de haber pescado algo y poder comentarlo. En los lugares mas insólitos e inesperados pueden estar los peces, solo hay que buscarlos e intentar. Y siempre devolverlo lo mas sano a su medio para poder siempre tener algo para disfrutar nuestra pasión.

Las moscas como ya mencioné usamos; poppers, y sobre todo las ranas invertidas que permiten trabajarlas sobre la vegetación que flota o aflora.

El equipo para mosca yo usé caña # 6 y con línea de flote, leader corto, terminado en 10 cm o menos de cable de acero sin tubitos, solo soldado o atado; en mi caso solo usé un segmento de nylon de 0,60 mm de espesor. Un copo como el que usamos para las truchas, una pinza (no se olvide de los dientes, son chicos pero muerden igual).

Lamentablemente va gente a pescar y mata todo lo que pesca, inclusive las que por su tamaño no me explico qué pueden aprovechar de carne.

Pepe